Imprimir

La Asociación Alemana de Remo

En el año 1916 unos aficionados al remo dirigieron a la colonia alemana de Montevideo un manifiesto llamando la atención sobre el alto valor del deporte del remo para el desarrollo físico e intelectual de la juventud.

Nadie pensaba en un club de remo ALEMAN pues el mismo manifiesto decía "que un Club de Remo Alemán en Montevideo sería por ahora un vano ideal". Así fue que una serie de jóvenes entraron de socios en el Montevideo Rowing Club cuyos componentes han sido siempre fieles amigos nuestros, donde pudieron juntarse con compatriotas y aprender el arte difícil del remo.

Primera Sede Deportiva en el Puerto de Montevideo

Unos seis años más tarde se formó una comisión compuesta por los socios alemanes del Rowing con el objeto de fundar un club de remo alemán. El seis de Diciembre de 1922 se reunieron unos veinticuatro señores en la sala de gimnasia de la Escuela Alemana para examinar ese proyecto, llegándose a la conclusión que era factible la fundación de un club de remo alemán. La fundación del Club fue resuelta acto seguido, entrando como socios activos todos los asistentes. La piedra fundamental de nuestro Club estaba colocada.

El 20 de Diciembre de 1922 se efectuó la primera Asamblea General en el antiguo local del Deutscher Verein, Calle Treinta y Tres 1455, donde fue leída y aprobada la memoria de la asamblea del 6 de Diciembre.

Enseguida se entablaron las discusiones necesarias para la compra de un terreno, los trabajos correspondientes a la edificación del local, la compra de botes etc.; a los señores K. Menge y H. W. Fischer se les encomendó la tarea de proyectar los Estatutos y el Reglamento Interno del Nuevo Club etc. El Sr. Ringeltaube se puso de acuerdo con el ex - dueño de nuestro terreno actual en Santiago Vázquez, comprándole 3612 m2 de terreno al precio de $ 0.20 por m2. Desde aquel momento se pudo notar los días domingo y feriados una actividad febril en el Río Santa Lucia: los "Alemanes" trabajaron con incansable afán a la construcción del local del Club, a la limpieza del terreno, etc.

Quien de los nuevos socios no haya participado en esas tareas puede difícilmente concebir con que dificultades hemos tenido que luchar en aquellos tiempos. Pero más dificultosa la tarea, más grande el entusiasmo, y por eso mismo le hemos tomado tanto cariño a nuestra obra y la hemos defendido con tanta energía.

Nuestro financista, el Sr. Rohloff, inició colectas y emitió certificados por cuenta del Club, encontrando en la Colonia Alemana toda la buena voluntad requerida para proveernos del dinero más necesario para las adquisiciones de mayor urgencia; pero en general la situación financiera era de las más precarias.

La situación no era pues muy floreciente, cuando vino el gran temporal del 10 de Julio de 1923 que destrozó nuestro local. Esta desgracia hubiera podido inferirle un golpe mortal a nuestro Club, pero con razón dice el refrán "Que no hay mal que por bien no venga", y así fue que esa catástrofe tuvo también sus cosas buenas para el Club: nuestros socios empezaron enseguida la reconstrucción, no escatimando esfuerzos y sacrificios.

La Colonia Alemana nos concedió un préstamo de $ 7.000 que vino a salvar nuestra joven obra El "Ausschuss Deutscher Vereine", bajo la presidencia del señor W. Quincke y los numerosos garantes que nos dieron sus firmas se hicieron merecedores de nuestro mayor agradecimiento, lo que volvemos a repetir en este lugar.
Uno de nuestros socios, el Sr. H. Eggers, nos facilitó también en esa época desastrosa un préstamo de $ 2.000 en el Banco Alemán Transatlántico mediante custodia de valores.

Los $ 7.000 que nos fueron prestados, nos permitieron reconstruir nuestro edificio y aplicarle varias mejoras y se compraron cinco botes.

Así fue que en los años 1924 y 1925 no se hicieron notar progresos sensibles prevaleciendo en general una "calma chicha". La Comisión Directiva hizo de todo para remediar este estado de cosas y entre otras resoluciones se decidió afiliar el Club a la Federación Uruguaya de Remo lo que nos permitió participar en regatas

En el año 1926 vino a realizarse una vieja aspiración nuestra: el tranvía eléctrico a la Barra fue instalado facilitando la llegada de a nuestros socios al Club. La vida en el Club se hizo algo más animada también en el año 1926.

El año 1927 trajo consigo un desarrollo general de nuestras actividades: El 20 de Febrero de 1927 nuestro Club presentó por primera vez una tripulación para las Regatas Internacionales. Si no pudimos conseguir la victoria según protocolo del juez de llegada perdimos la carrera por apenas UN metro habíamos demostrado que estábamos en condiciones de defender honrosamente nuestros colores bajo circunstancias difíciles.

La colonia alemana se dio cuenta de eso: Una gran colecta que iniciamos para la compra de botes fue un éxito completo y muchos de nuestros favorecedores citamos los señores Tidemann, Strauch, Barth, Quincke, Leopold, etc., nos ayudaron generosamente.

Cinco botes nuevos vinieron a reforzar nuestro stock, además le compramos tres botes usados al Club Nacional de Regatas. Pudimos tomar las medidas necesarias para el embellecimiento de nuestra Sede, dando al Club el aspecto exterior que le hacia falta para figurar dignamente.

El 12 de Octubre de 1927 fueron bautizados los cinco botes nuevos, motivo con que tuvimos la satisfacción de recibir en nuestro Club buena parte de la colonia alemana, numerosos amigos y al Excmo. Sr. Ministro de Alemania, doctor A. Schmidt Elskop.

El éxito siguió pronto: en las Regatas Nacionales del 11 de Diciembre conseguimos dos victorias y las primeras dos copas vinieron a parar en nuestra Sede. El número de los socios ascendió a 74.

Bajo grandes dificultades fue fundado en su tiempo el Club de Remo Alemán; nos costó mucho mantenerlo a flote en los principios. A veces parecía que todo conspiraba contra su existencia, pero el pequeño grupo de sus fundadores y sus Comisiones Directivas no aflojaron y supieron levantarlo a pesar de todo. Hoy bien se puede decir que el edificio está sólido y que hemos cumplido con nuestra intención de brindar a los jóvenes de la colonia alemana un divertimento sano y provechoso.

La nueva y hermosa sede en la Barra, fue durante aproximadamente 30 años punto de reunión de toda una generación de entusiastas deportistas y también en el orden social fue muy importante por las fiestas allí realizadas.

Hemos podido entrar en relaciones amistosas con las Instituciones deportivas similares en el Uruguay, y creemos llenar una misión al fortificar los lazos que nos van uniendo con las entidades de este país hospitalario.

Durante los años 1940 a 1947 nuestra institución transitoriamente pasó a denominarse "LIGA DEPORTIVA ALEMANA EN EL URUGUAY - DEUTSCHER SPORTBUND IN URUGUAY".

A partir del 1ro de Julio de 1947 entra en vigencia nuevamente la denominación "DEUTSCHER RUDERVEREIN MONTEVIDEO" y el 26 de Agosto de 1947 se nos otorga la correspondiente Personería Jurídica.

La fusión con el DEUTSCHER VEREIN MONTEVIDEO (CIRCULO ALEMAN MONTEVIDEO) se concretó en febrero de 1955. De esta manera la sede de dicha institución pasó a ser la sede social del Club Alemán de Remo en la calle Riachuelo 173.

El CIRCULO ALEMAN fue fundado a principios de este siglo. En la década de los 20 se había incendiado y se construyó una nueva sede.

El 25 de abril de 1959 un incendio destruyó totalmente el edificio y su contenido. Sólo quedaron los fundamentos. De inmediato se comenzó con la construcción de nuestra actual sede deportiva.

El 18 de Agosto de 1963 tuvo lugar el bautismo de los 12 nuevos botes donados por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Federal de Alemania.

Debido a un incendio ocurrido en el club vecino "SOCIEDAD RECREATIVA LOS 33" en el año 1970, parte de las instalaciones de nuestra Sede Social de Riachuelo fueron dañadas, echo por el cual se decidió la realización de una reforma.

El 4 de Diciembre de 1977 se inaugura la piscina en nuestra sede deportiva en Santiago Vázquez, evento que reunió a cerca de 400 socios.

En setiembre de 1980 se efectuó la fusión de nuestra institución con la "SOCIEDAD RECREATIVA LOS 33", lo que permitió duplicar la Superficie de nuestra sede. Al mismo tiempo fueron modificados los Estatutos, obteniendo la aprobación de los mismos y el otorgamiento de la Personería Jurídica de parte del Poder Ejecutivo.

Entre los años 1980 y 1985 se realizó una reforma en el predio cedido por "LOS 33", finalizando la última etapa de lo programado en los años 1990/1. Es digno de mencionar que una PALMERA ya centenaria, herencia de "LOS 33", tuvo que ser removida durante la reforma. Con una grúa y con muchísimo cuidado y cariño fue trasplantada al lugar actual, al frente de nuestro club.

Valorizamos mucho esta herencia de "LOS 33", que es considerada como un símbolo para nuestra Institución, en lo que se refiere a fortaleza y supervivencia! Hemos resumido brevemente los acontecimientos más importantes de la vida de nuestro Club. No dudamos que muchos de nuestros socios podrán ampliar "NUESTRA HISTORIA" con informaciones adicionales de hechos ocurridos relacionados tanto al DRVM como también al ex - CIRCULO ALEMAN y LA LIGA DEPORTIVA ALEMANA DEL URUGUAY.

El Deutscher Ruderverein Montevideo se ha conquistado un sitio honroso entre las asociaciones alemanas; ojalá que sus socios sigan representándolo como hasta ahora y que sus amigos y favorecedores le dispensen el mismo apoyo de siempre.

 

Historia del Club Alemán de Remo de Montevideo en imágenes